Salidas Sexuales de Bienvenida Femeninas

Alrededor de los años 80, ahora visualizo la única tienda minorista de relaciones sexuales en mi modesta ciudad natal. Todo el encuentro de entrar, encontrar mi mordaza presente, salir sin la necesidad de ser reconocido por ningún transeúnte en la calle fue una experiencia práctica terriblemente vergonzosa para un joven de 19 años.

Las tiendas de cópula de antaño han verificado su popularidad de ser deprimentes y sucias. Con sus ventanas de vidrio esmerilado que ocultan un interior oscuro y maloliente lleno de una gran cantidad de porno hardcore. Los hombres de mala muerte probablemente habían estado en una posición cuestionable. Ninguna chica con una pizca de autoestima se vería atrapada en un establecimiento.

No obstante, puede que hayas notado que el clima ha mejorado. Poco a poco, los futuros propietarios de tiendas se han dado cuenta de dónde está obteniendo la energía eléctrica y han estado desarrollando un nuevo nicho de mercado: los comerciantes de relaciones sexuales que ayudan a las chicas. 
Si valoró este artículo y simplemente desea recibir más información relacionada con los consoladores, le ruego que visite nuestro sitio.

La primera en abrir sus puertas fue Eve’s Yard en Nueva York, que comenzó en 1974 por la activista por los derechos de las mujeres Dell Williams. Según la página web de Eve’s Yard, Williams se sintió muy avergonzada al entrar en una tienda minorista del departamento y obtener un vibrador portátil que la impulsó a luchar por los derechos sexuales de las mujeres.

Luego, en 1977, en toda la costa de San Francisco, la feminista Joani Blank quedó consternada por la falta de métodos para mujeres de todas las edades que buscaban detalles precisos de relaciones sexuales y juguetes de excelente calidad. Abrió Vibraciones Superiores.

El desafío en las áreas metropolitanas menores fue que a las mujeres les gusta agruparse, explorar y obtener un refuerzo optimista cuando esperan algo nuevo. El modelo minorista de edad está sesgado a los caballeros, a quienes no les importa entrar solo en una tienda de sexo. Y las chicas terminaron sin morder.

¿El remedio de la mujer? Recolectó novias en su lugar de residencia para que pudieran adquirir juguetes para las relaciones sexuales en las funciones domésticas. Las reuniones de juguetes de relaciones sexuales están relacionadas con funciones de Tupperware, además de ofrecer todo tipo de juguetes sexuales y parafernalia.

Pero poco después de unos cuantos años de observar que las ganancias se disparaban con las reuniones en el hogar, el negocio de los juguetes para las relaciones sexuales reconoció que las mujeres habían comprado artículos a granel. En los últimos cinco a diez años, cada ciudad clave ha encontrado un nuevo producto minorista que ha creado comerciantes exclusivamente de acuerdo con los gustos de las mujeres.

Un colega mío, John Ince, creador de The Politics of Lust, posee y opera The Artwork of Loving en el centro de Vancouver. Su tienda es lo que sin duda clasificaría como la nueva ola en las tiendas de relaciones sexuales.

La primera vez que entré en el punto de venta de Ince, fue una experiencia laboral muy diversa de la tienda de mala calidad de antaño. Tiene la apariencia y la experiencia de una galería de arte con techos etéreos, enormes ventanas iluminadas por el sol, pisos de madera, vegetación y cómodos sofás con base de cuero. Inmediatamente después de pasear como resultado de la entrada principal, observé un lugar que exhibía arte erótico de buen gusto.

Probablemente, subiendo las escaleras hasta el lugar adecuado, se tratara de gabinetes de libros de relaciones sexuales optimistas. En el aspecto de la mano izquierda todavía estaban los artículos de juguetes de relaciones sexuales en exhibición, que los clientes podían decidir y examinar. Con cada producto o servicio individual, había una descripción de cómo usarlo tan bien como una guía de solución de problemas para cualquier problema de bienestar que pudieran tener los compradores. Los miembros del personal terminaron de nuevo relajados y listos para responder cualquier pregunta sin la necesidad de un juicio.

Hablé con Ince sobre su negocio y clientela. Informó que el 70% de su clientela son mujeres, cuya edad significa entre 28 y 45 años. John cree que las personas de todos los estratos financieros visitan su tienda y gastan en $ 40 a $ 60 por visita. Es probable que las damas obtengan cosas de menor tamaño y, a medida que se relajan mucho más, se gradúan a los productos de boletos más grandes, como The Rabbit (construido por Charlotte en Intercourse y Metropolis).

La instrucción es un mandato más alto para Ince, y su minorista ofrece sesenta a 70 seminarios de sexualidad por cada 12 meses. Claramente, cuanto más educada esté una niña sobre su sexualidad, más cómodo se sentirá, y por esa razón, es mucho más probable que obtenga juguetes para las relaciones sexuales.

Si no estás seguro de que las tiendas de sexo sean para ti, echemos un vistazo a lo que todas las demás personas están logrando. El estudio de relaciones sexuales de 2003 de Durex Condom citó la proporción de residentes de los Estados Unidos que usamos vibradores para mejorar su vida sexual en un cuarenta y nueve por ciento. El sitio web de Babes in Toyland condiciona la variedad de vibradores que se compraron cuando, para comenzar, se inauguraron en 1993 para ser 500 en 2004, la variedad aumentó a 83,250.

Aun así, con todas estas tiendas de relaciones sexuales (en realidad, en general, no son tan sórdidas), el grueso de las ventas de juguetes para relaciones sexuales todavía está en la red. Supongo que los hombres y las mujeres valoran el anonimato, el no estigma asociado al embalaje de papel marrón.

Para concluir, el sitio web de Great Vibrations dice: “Esperamos la jornada laboral al conversar sobre el sexo, comprar juguetes para el coito e instruir a nuestros niños pequeños sobre el sexo es tan fácil, tan cómodo y tan popular que lo damos por sentado. Amén.